Study: Biodiesel May Increase Greenhouse Emissions

Interesting, but as with all of these studies, the assumptions made by the authors can drastically alter the result. Without more information about their methodology etc it is hard to comment on it, but regardless, this article is definitely worth a read:

Biodiesel could increase rather than reduce greenhouse emissions compared to conventional diesel, says analysts at SRI Consulting, a chemical business research firm. They also cited that “EU legislation to promote the uptake of biodiesel will not make any difference to global warming, and could potentially result in greater emissions of greenhouse gases than from conventional petroleum derived diesel”, in a new study reported in Chemistry & Industry, the magazine of the SCI.

The analysts have compared the emissions of greenhouse gases by the two fuels across their overall life cycles from production to combustion in cars. The results showed that biodiesel derived from rapeseed grown on dedicated farmland emits nearly the same amount of greenhouse gas emissions (defined as CO2 equivalents) per km driven as does conventional diesel.

However, if the land used to grow rapeseed was instead used to grow trees, petroleum diesel would emit only a third of the CO2 equivalent emissions as biodiesel, SRI Consulting said.

Petroleum diesel emits 85% of its greenhouse gases at the final stage, when burnt in the engine. By contrast, two-thirds of the emissions produced by rapeseed derived biodiesel (RME) occur during farming of the crop, when cropland emits nitrous oxide (N2O), otherwise known as laughing gas, that is 200-300x as potent a greenhouse gas as CO2, according to the study.

[CaribJournal]

2 thoughts on “Study: Biodiesel May Increase Greenhouse Emissions

  1. El Eco-combustible-FA, una buena solución para los Ayuntamientos y para el Planeta Tierra.

    Son notorios los problemas de tratamiento y reciclaje de las basuras que producen los vecinos en sus municipios. Ya no sólo los derivados de la logística; recogida, transporte y almacenamiento. También los malos olores en las épocas calurosas y no digamos si se producen problemas laborales con el personal de limpieza que finalmente redundan en perjuicio de los propios ciudadanos. No se trata en absoluto de cuestionar los derechos de los trabajadores, se trata de hablar claramente de lo que es, a veces, una realidad que enfrenta a legítimos intereses laborales, no exentos de oportunismo, y otros, igualmente legítimos, de los contribuyentes. Para evitar estas situaciones, la recogida de basuras se intenta automatizar al máximo, pero sigue sin encontrarse una solución definitiva.

    Aparece en escena un descubrimiento, que puede ser un gran remedio: El Eco-combustible-FA obtenido a partir de los restos orgánicos, entre los que se encuentran evidentemente las basuras domésticas. A continuación voy a exponer brevemente los antecedentes que dieron origen al evento celebrado en el Ayuntamiento de Soto de la Vega (León) y que supuso la presentación pública del mencionado eco-combustible:
    Francisco Angulo Lafuente es un joven de 30 años, técnico en informática y especializado en hardware, pero sobre todo es un gran observador desde niño. Por ello, al investigar sobre alternativas a los combustibles fósiles, desde hace más de 10 años, se dio cuenta de una fina capa de aceite que se producía sobre las aguas, más o menos estancadas, como por ejemplo en los remansos de los ríos. Investigó de forma autodidacta y prácticamente sin medios, llegando a la convicción de que era producida por efecto de las bacterias sobre los restos orgánicos que se encontraban, ambos, en el agua. Este escenario lo reprodujo artesanalmente mezclando restos de comida, agua y un compuesto de bacterias y levaduras elaborado por él. A los pocos días pudo comprobar que efectivamente en la superficie se encontraba flotando un aceite o parafina que, filtrado convenientemente, introdujo en el depósito de su vehículo TATA con motor de gasoil, que arrancó y se puso en marcha sin problema ninguno recorriendo las mismas distancias., a la misma velocidad y con la misma potencia que lo habría hecho con un combustible al uso, y ya no paró de utilizarlo hasta que hizo unos 100.000 kms. pasando con éxito toda clase de pruebas.

    Antes, desde hacía tiempo, ya había comprobado que cualquier motor de gasoil funciona con aceite; su objetivo era obtenerlo, no de los cultivos de oleaginosas, sino de una materia orgánica, abundante, económica, que su utilización no influyera en los precios de alimentos para el consumo humano y que no estuviera dependiendo de unas cosechas cíclicas. En definitiva los restos de comida, lo que todo el mundo tira y además paga para que se lo recojan. Esto es lo realmente sensacional, disponer de un combustible producto de una materia prima que se tira y que además soluciona bastantes problemas añadidos inherentes al reciclaje de esa materia prima. Pero esto no acaba aquí. Resulta que en su combustión no existen niveles de contaminación ni por mercurio, ni por plomo, ni por azufre. Solamente emite unas mínimas dosis de CO2, sin ninguna partícula molecular añadida. Es decir se produce una combustión “sana”, por definirla de forma coloquial ya que ese CO2 es precisamente el que necesita la propia naturaleza para el ciclo biológico de las plantas. Además el carbono que se libera en la combustión de un aceite, al ser de origen orgánico, no contribuye al efecto invernadero porque el carbono que se libera quemándolo, procede de la propia atmósfera y no del subsuelo como el de los combustibles fósiles. Son las mismas diferencias entre quemar madera (biomasa) o quemar carbón (fósil).
    .
    Pero hay más excelencias; en el proceso de obtención de este eco-combustible, se obtiene metano y el resto orgánico que queda se puede utilizar como fertilizante. Por último, para este proceso no se necesitan instalaciones complejas, ni es costoso en absoluto. Se requiere la materia orgánica, triturarla en un medio acuoso para facilitar su descomposición y añadirle el compuesto de levaduras y bacterias que trabajarán como un gran ejército de obreras (sin retribución) comiendo incansablemente los restos orgánicos, al mismo tiempo que se reproducen por clonación y por lo tanto aportando más y más cantidad de eco-combustible; ¿hay quien de más?…

    Después de que Francisco Angulo llevase varios años llamando a todas las puertas, obviamente sin ningún resultado, desde el Ayuntamiento de Soto de la Vega en la provincia de León, decidimos impulsar y publicitar, por todos los medios a nuestro alcance, este descubrimiento y arroparlo institucionalmente para que a Francisco le sirva como primer paso. Previamente habíamos comprobado que esto no resultase un fiasco, elaborando “in situ” y personalmente por el Teniente de Alcalde, Lorenzo Callejo, unos litros de eco-combustible siguiendo las instrucciones y el método de Francisco. Posteriormente se hizo la prueba final y definitiva: con los litros de eco-combustible obtenido se hicieron funcionar un vehículo diesel de serie y un tractor. El resultado fue un rotundo éxito de quienes fueron testigos unos centenares de personas y todos los medios de comunicación de Castilla y León y Televisión Española, tanto la regional como posteriormente a nivel nacional, en España Directo.

    Ahora pretendemos abanderar la iniciativa, y este artículo es una prueba de ello, de sensibilizar a la sociedad en su conjunto para que reivindique que esto se ponga en marcha cuanto antes. Se necesita un clamor popular, y el periodo electoral es un buen momento, para que los que tienen que tomar decisiones políticas, tomen nota. Porque no nos engañemos, la publicidad de este descubrimiento no interesa para nada a los que hasta ahora tienen la sartén por el mango, es decir a las multinacionales del petróleo y a los estados que tendrían que hacer una recomposición del método de recaudación de los importantes impuestos que gravan y recaudan por las gasolinas; pero yo me pregunto ¿qué es más importante, seguir contaminando el medioambiente y al mismo tiempo envenenándonos a cambio de unos puñeteros intereses económicos, o empezar a enmendar el futuro del planeta para que nuestros hijos puedan seguir habitándolo? Por que hasta ahora, los que tienen que tomar cartas en el asunto, bien por dejadez, por desconocimiento, interesadamente, o por las tres cosas juntas, lo cierto es que se nos ha estado ocultando información y últimamente hasta tomado el pelo, ya que lo del biodiesel actual o el biodiesel que nos venden en mi opinión, es eso, una tomadura de pelo.

    No se si sabrán los lectores que el “ecológico” biodiesel no es ni más ni menos que el gasoil de siempre, mezclado con una parte de aceite y otra de alcohol. Es decir, sigue siendo imprescindible la industria del petróleo con sus contaminantes emisiones de plomo, azufre y mercurio a la atmósfera. Por otro lado el bioetanol lo que está provocando es que suban desmesuradamente los precios de los productos alimenticios básicos, hasta tal punto que algunas organizaciones ecologistas ya están cuestionándolo ¿entonces, a que estamos jugando? ¿es una estrategia concertada por las compañías petroleras para desacreditar a otras alternativas a sus combustibles fósiles? Evidentemente no se puede acusar a nadie sin pruebas, pero el pensamiento es libre de expresarse y esa reflexión la hago ahora en voz alta. Por otro lado resulta patente que desde siempre se ha sabido que con un alcohol como combustible, funciona un motor de gasolina, y que con un aceite funciona un motor de gasoil, pero esto siempre ha sido opaco a la opinión pública, entre otras cosas por que un litro de aceite de girasol, aunque costase al consumidor lo mismo que un litro de gasoil, lo que está claro es que el gravamen impositivo para la Hacienda Pública no es el mismo.

    A nadie se nos escapa que el combustible, es una de las mayores riquezas que puede poseer un país. Estamos hablando de un bien para un sector estratégico de primer orden, tanto geopolítico como macroeconómico, y este descubrimiento va a revolucionar el sector energético y todo lo que le rodea, ya que no se necesitarían ni complejas instalaciones, ni peligrosos transportes marítimos, ni depender de decisiones y precios arbitrarios, que a veces, llegan a provocar recesiones económicas importantes. Por otro lado los esquemas de producción y distribución van a variar sustancialmente y los ayuntamientos vamos a jugar un papel de primerísimo orden. Por último los países más pobres dispondrán de una buena oportunidad de crecimiento económico, por que ya no sólo se tratará de producir o de tener más o menos basuras domésticas, sino de disponer de cualquier materia orgánica (hierbas, excrementos, restos animales de los mataderos, restos de vegetación, etc. etc.) e incluso aguas fecales o que contengan cualquier materia de origen orgánico. Se trataría de poner a trabajar la bacteria adecuada.

    Francisco Angulo ya tiene presentadas las patentes de todos estos procesos y con prioridad mundial. Lo que faltarían son unos estudios rigurosos y científicos para optimizar el producto y contar que la administración pública se moje en el asunto, ya que la comercialización sería lo más fácil. Lo único que hasta ahora se ha podido demostrar fehacientemente, es que esto funciona y se obtiene, aunque sea de forma artesanal.

    Dos universidades españolas y una mexicana ya nos han mostrado su interés por abrir líneas de investigación, y hay ofertas económicas muy interesantes por parte de empresas privadas, para la explotación de la patente. Sólo faltaría que la administración central se implique para que este eco-combustible forme parte del proyecto de otras energías alternativas, y que todas juntas solucionen los problemas en el medioambiente, ya que una sola no puede ser el remedio a todo este problema. Ya sabemos que la época preelectoral es una buena oportunidad en la que los políticos agudizan el ingenio, y las propuestas que antes pasaban desapercibidas o parecían imposibles de realizar, milagrosamente y de forma repentina tienen solución. La demanda y reivindicación de los ciudadanos (léase votantes) puede jugar un papel decisivo para ello.

    Resumen de ventajas:

    Solución, prácticamente integral, al problema que hay en los municipios con el tratamiento y almacenamiento de las basuras domésticas. Además en el proceso se produce gas metano que podría recogerse en otro recipiente y también siempre queda un resto orgánico que podría utilizarse como abono para el campo.

    No sería necesario destinar plantaciones específicas de maíz, trigo, cebada, remolacha, etc. que seguirían manteniéndose para el consumo humano sin crear distorsiones o hambrunas de consecuencias imprevisibles.

    Posibilidad para los Ayuntamientos del tratamiento autónomo en propias plantas de refinado que indudablemente generarían y atraerían riqueza a las poblaciones rurales, aunque se tuvieran que liquidar los impuestos correspondientes a la administración central por cada litro de eco-combustible obtenido. Nos olvidaríamos de mareas negras y catástrofes como el del Prestige; la producción se haría prácticamente en las localidades de consumo, por lo que no harían falta ni oleoductos ni petroleros.

    Independencia energética del exterior. Incluso supondría un importante desahogo económico para los países más pobres, que evidentemente producen y tienen restos orgánicos con toda seguridad, y no necesitar instalaciones complejas, además de ser muy simple y sencillo el proceso de obtención.

    No estaríamos sujetos a los niveles de importaciones de crudo que siempre provocan un déficit importante en la balanza de pagos de nuestro país.

    Tampoco estaríamos sometidos a las arbitrarias decisiones de los países productores de petróleo, tanto en producción como en precio, ocasionando las consabidas recesiones económicas mundiales. Muy al contrario, esto podría provocar un crecimiento económico de una magnitud impensable.

    Antonio J. Nevado
    Técnico TIC, Asesor de N.T. e I D i en el Ayuntamiento de Soto de la Vega (León),

    http://es.youtube.com/user/agnux

  2. me interesa mucho este proyecto y quisiera ser parte de el, soy estudiante de ingenieria electrica en la universidad de san carlos de guatemala y siempre he estado interesado en la bioindustria sostenibles de biocombustibles, espero me contacten

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>